Archivo de la etiqueta: Escritores

Personajes celebres “Joseph Joubert”

Fuente: http://trabalibros.com/escritores/i/3675/56/joseph-joubert

Joseph Joubert nació el 7 de mayo de 1754 en la localidad francesa de Montignac (Périgord). Allí cursó sus primeras letras trasladándose a los quince años a Toulouse para estudiar en el colegio de los padres doctrinarios, uno de los más avanzados centros de enseñanza de la Provenza.

Fue un brillante moralista y pensador francés, cuyos principales temas de reflexión se centraban en la naturaleza del ser humano y en la literatura. Entre sus conocidos se encontraban intelectuales de la talla de D´Alembert y Diderot y era amigo personal del diplómatico y escritor Chateaubriand. Ejerció como profesor de escuela durante sus primera etapa laboral y años más tarde, en tiempos de Napoleón, fue nombrado, a instancias de su amigo y administrador de la universidad Louis de FontanesInspector General de la Universidad.

Joubert murió en París el 4 de mayo de 1824. De manera póstuma los numerosos apuntes que tomó en vida en forma de diario se reunieron y fueron publicados con el nombre de “Pensamientos“.

Según cuenta Sainte-Beuve en sus Portraits Littéraires “quienes tuvieron la dicha de conocerle, dicen que bastaba con haber encontrado y escuchado una sola vez al señor de Joubert para dejarlo grabado por siempre dentro de sí”.

CURIOSIDADES:

Joseph Joubert no publicó nada en vida, aunque se conservó la correspondencia que mantenía y las múltiples notas que recogía en su diario y en sus cuadernos. Tras su muerte todos estos textos fueron confiados por la viuda a su amigo Chateaubriand, que se encargó de que fueran publicados. La primera edición de esta selección de apuntes vio la luz en 1838, con un prefacio del propio Chateaubriand.
OBRAS PRINCIPALES:
Pensamientos (Joseph Joubert)-Trabalibros
Sobre arte y literatura (Joseph Joubert)-Trabalibros

CITAS, FRASES, DECLARACIONES Y POÉTICA:

– “Con el genio se inician las grandes obras, pero sólo con el trabajo se les acaban”.

– “A veces los pensamientos nos consuelan de las cosas, y los libros de las personas”.

– “Lo que sorprende, sorprende una vez, pero lo que es admirable lo es más cuanto más se admira”.

– “Es mejor debatir una cuestión sin resolverla, que resolver una cuestión sin debatirla”.

– “El mayor defecto de los libros nuevos es que nos impiden leer los libros viejos“.

– “Muchos van hacia la verdad por los caminos de la poesía. Yo llego a la poesía, por los caminos de la verdad”.

– “El motivo no existe siempre para ser alcanzado, sino para servir de punto de mira”.

– “La razón puede advertirnos sobre lo que conviene evitar; sólo el corazón nos dice lo que es preciso hacer”.

– “Aquellos que nunca se retractan de sus opiniones se aman a ellos mismos más que a la verdad“.

– “Enseñar es aprender dos veces”.

– “Unos gustan decir lo que saben; otros lo que piensan“.

Anuncios

Personajes célebres “Antonio Gala”

Fuente: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/gala_antonio.htm

Antonio Gala

(Brazatortas, Ciudad Real, 1937) Dramaturgo, novelista y poeta español. Criado en Córdoba, realizó sus estudios primarios y de bachillerato en la ciudad andaluza, en un colegio de La Salle. Posteriormente estudió Derecho en la Universidad de Sevilla, y tras obtener la licenciatura, Filosofía y Letras y Ciencias Políticas y Económicas en Madrid. Tras algunos años de dificultades económicas, en los que tuvo que trabajar como peón de albañil, repartidor de una panadería y dar clases, residió algún tiempo en Florencia. Fue profesor de Filosofía y de Historia del Arte en diversos colegios de Madrid.


Antonio Gala

Escritor precoz, se inició en la literatura en el círculo de la revista Cántico. Se considera a sí mismo un poeta, por encima de todo. De hecho, toda su obra tanto dramática como narrativa está impregnada de un fuerte lirismo, que cierta crítica ha calificado de trasnochado y anacrónico. Tras obtener el premio Adonais por el libro de poemas Enemigo íntimo (1959), publicó el poemario La deshonra (1962) y comenzó su actividad como dramaturgo con Los verdes campos del Edén (1963), obra sorprendentemente madura en la que el tono metafórico alcanzó tintes extremos y que sería galardonada con el Premio Calderón de la Barca (1963) y el Ciudad de Barcelona (1965).

A partir de entonces pudo dedicarse por entero a la literatura. Entre su producción inmediatamente posterior cabe destacar El caracol en el espejo (1964), El sol en el hormiguero (1966), Noviembre y un poco de yerba (1967), Los buenos días perdidos (1972) y Anillos para una dama (1973), obras con las que obtuvo grandes éxitos de taquilla no siempre refrendados por la crítica. Los elementos simbólicos del teatro de Antonio Gala pretendieron interpretar la realidad contemporánea española: todos estos textos son resultado de la fusión de contenidos líricos, sociales y de crítica moral, expresados con frecuencia a través de metáforas intemporales que proporcionan al espectador las claves para entender el presente.

Otros títulos importantes fueron Las cítaras colgadas de los árboles (1974), Petra regalada (1980), El cementerio de los pájaros (1982), El hotelito (1985), Séneca o el beneficio de la duda (1987), La truhana (1992) y Los bellos durmientes (1994). El autor ha llevado a cabo una prolífica labor como articulista en diversas publicaciones y ha escrito guiones de televisión como los de la serie Paisaje con figuras, editados en 1985.

En la década de los 90 hizo incursiones en el campo de la narrativa con títulos como El manuscrito carmesí (1990), por el que obtuvo el Premio Planeta, La pasión turca (1993) y La regla de tres (1996), cuyo denominador común es el análisis de las inclinaciones eróticas de los personajes femeninos, cuya sensualidad se manifiesta por medio de un lenguaje convencionalmente poético. La pasión turca fue uno de los libros más leídos del año en España, y de ella se hizo una adaptación cinematográfica que no satisfizo demasiado a su autor.

También es autor de los cuentos reunidos en El corazón tardío (1998) y de una compleja novela, próxima al género ensayístico, titulada Las afueras de Dios (1999). Posterior es su libro de memorias Ahora hablaré de mí (2000). En 1997, tras treinta años sin publicar poesía, editó Poemas de amor. De sus libros de poesía más recientes destacan Testamento andaluz (1994) y El poema de Tobías desangelado (2005). Antonio Gala ha sido asimismo autor de comedias musicales: Suerte, campeón (1973), El veredicto (1984), Carmen Carmen (1988), y del libreto de la ópera Cristóbal Colón (1985).

Personajes celebres “James Joyce”

Fuente: http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1875

 

Resultado de imagen de James Joyce

Novelista y poeta irlandés cuya agudeza psicológica e innovadoras técnicas literarias expresadas en su novela épica Ulises le convierten en uno de los escritores más importantes del siglo XX. Joyce nació en Dublín el 2 de febrero de 1882. Hijo de un funcionario acosado por la pobreza, estudió con los jesuitas, y en la Universidad de Dublin. Educado en la fe católica, rompió con la Iglesia mientras estudiaba en la universidad. En 1904 abandonó Dublín con Nora Barnacle, una camarera con la que acabaría casándose. Vivieron con sus dos hijos en Trieste, París y Zürich con los escasos recursos proporcionados por su trabajo como profesor particular de inglés y con los préstamos de algunos conocidos. En 1907 Joyce sufrió su primer ataque de iritis, grave enfermedad de los ojos que casi le llevó a la ceguera.

Siendo estudiante universitario, Joyce logró su primer éxito literario poco después de cumplir 18 años con un artículo, ‘El nuevo drama de Ibsen’, publicado en la revista Fortnightly Review de Londres. Su primer libro, Música de Cámara (1907), contiene 36 poemas de amor, muy elaborados, que reflejan la influencia de la poesía lírica isabelina y los poetas líricos ingleses de finales del siglo XIX. En su segunda obra, un libro de 15 cuentos titulado Dublineses (1914), narra episodios críticos de la infancia y la adolescencia, de la familia y la vida pública de Dublín. Estos cuentos fueron encargados para su publicación por una revista de granjeros, The Irish Homestead, pero el director decidió que la obra de Joyce no era adecuada para sus lectores. Su primera novela, Retrato del artista adolescente (1916), muy autobiográfica, recrea su juventud y vida familiar en la historia de su protagonista, Stephen Dedalus. Incapaz de conseguir un editor inglés para la novela, fue su mecenas, Harriet Shaw Weaver, directora de la revista Egoist, quien la publicó por su cuenta, imprimiéndola en Estados Unidos. En esta obra, Joyce utilizó ampliamente el monólogo interior, recurso literario que plasma todos los pensamientos, sentimientos y sensaciones de un personaje con un realismo psicológico escrupuloso. También de esta época data su obra de teatro Exiliados (1918).

Joyce alcanzó fama internacional en 1922 con la publicación de Ulises, una novela cuya idea principal se basa en la Odisea de Homero y que abarca un periodo de 24 horas en las vidas de Leopold Bloom, un judío irlandés, y de Stephen Dedalus, y cuyo clímax se produce al encontrarse ambos personajes. El tema principal de la novela gira en torno a la búsqueda simbólica de un hijo por parte de Bloom y a la conciencia emergente de Dedalus de dedicarse a la escritura. En Ulises, Joyce lleva aún más lejos la técnica del monólogo interior, como medio extraordinario para retratar a los personajes, combinándolo con el empleo del mimetismo oral y la parodia de los estilos literarios como método narrativo global. La revista estadounidense Little Review empezó en 1918 a publicar los capítulos del libro hasta que fue prohibido en 1920. Se publicó en París en 1922. Finnegans Wake (1939), su última y más compleja obra, es un intento de encarnar en la ficción una teoría cíclica de la historia. La novela está escrita en forma de una serie ininterrumpida de sueños que tienen lugar durante una noche en la vida del personaje Humphrey Chimpden Earwicker. Simbolizando a toda la humanidad, Earwicker, su familia y sus conocidos se mezclan, como los personajes oníricos, unos con otros y con diversas figuras históricas y míticas. Con Finnegans Wake, Joyce llevó su experimentación lingüística al límite, escribiendo en un lenguaje que combina el inglés con palabras procedentes de varios idiomas.

Las otras obras publicadas son dos libros de poesía, Poemas, manzanas (1927) y Collected Poems (1936). Stephen, el héroe, publicada en 1944, es una primera versión de Retrato. Además, en 1968, su biógrafo Richard Ellman publicó un original inédito Giacomo, pequeña obra considerada el antecedente del Ulises. Joyce empleaba símbolos para expresar lo que llamó ‘epifanía’, la revelación de ciertas cualidades interiores. De esta manera, sus primeros escritos describen desde dentro modos individuales y personajes, así como las dificultades de Irlanda y del artista irlandés a comienzos del siglo XX. Las dos últimas obras, Ulises y Finnegans Wake, muestran a sus personajes en toda su complejidad de artistas y amantes desde diversos aspectos de sus relaciones familiares. Al emplear técnicas experimentales para comunicar la naturaleza esencial de las situaciones reales, Joyce combinó las tradiciones literarias del realismo, el naturalismo y el simbolismo plasmándolos en un estilo y una técnica únicos. Después de vivir veinte años en París, cuando los alemanes invadieron Francia al principio de la II Guerra Mundial, Joyce se trasladó a Zürich, donde murió el 13 de enero de 1941.  © M.E.

Textos:


Dublineses (fragmento)
Ecce Puer, de Collected Poems
Ella llora sobre Rahoon, Collected Poems
Giacomo (fragmento)
Las hermanas (fragmento), de Dublineses
Retrato del artista adolescente (fragmento)
Ulises (fragmento)
Un triste caso (fragmento) de Dublineses

Web Recomendada:


www.jamesjoyce.ie